Mundo Natural

sábado, diciembre 28, 2013

Pensamiento positivo para alcanzar tus objetivos

 

Nuestros pensamientos y actitudes son en ocasiones un freno para alcanzar nuestros objetivos. Vamos a ver algunas estrategias de pensamiento positivo que te pueden ayudar a lograr tus objetivos. No tienes porque aplicarlas todas de golpe, escoge varias que creas que te puede ayudar en tu día a día. Cuando te sientas cómodo con ellas intenta incorporar las siguientes.

1. Evita los absolutos y las exageraciones.
Muchas veces exageramos o nos aferramos a ideas absolutas. "Siempre como demasiado", "nunca terminaré los estudios", estas ideas son demasiado tajantes, no permiten ninguna salida y la vida por suerte no es tan absoluta. Cambia esas ideas por otras que muestren tu nueva actitud. "En el pasado he comido demasiado, pero ahora voy a mejorar la cantidad que como",…

2. Para los pensamientos negativos.
Seguro que no insultas a otra persona cuando ves que hace algo mal, pues tampoco lo hagas contigo mismo. Cuando la mente empieza a decirte que esto no lo vas a conseguir, que no estás preparado para hacerlo,… Detenla, no la dejes seguir.

3. Busca lo positivo.
No te centres en las cualidades negativas, en los problemas que pueden surgir. Pon la atención en tus fortalezas y activos. Quizás te sientas nervioso al acudir a un evento, pero seguro que muchos amigos se alegraran de verte. Hoy te cuesta mucho correr un kilómetro, pero con algo de esfuerzo y constancia veras como cada vez es más fácil.

4. Deja pasar lo malo.
Todos hemos tenido nervios y hemos pasado por situaciones embarazosas. Alguna vez nos hemos rendido o hemos dejado algo antes de lo que esperábamos. Céntrate en lo que has aprendido en el proceso y déjalo pasar no te aferres a lo negativo. Es normal cometer errores, acéptalo, aprende y sigue. No te digas "no lo hice bien", en su lugar di "la próxima vez cambiare esto, seguro que todo irá mejor"

5. No te pongas límites.
No dejes de decirte: "Yo sé que puedo... Sé que puedo... Yo puedo ... Yo puedo!". Dile a tu subconsciente que ya has hecho. Sea amable contigo mismo y recuérdate que puedes hacerlo.

6. Eres responsable de tus sentimientos.
No esperes que otros te hagan sentirte feliz y no los culpes si te sientes triste o mal contigo mismo. Puedes crear tus propios sentimientos y tomar tus decisiones. Las personas y lo que ocurra pueden sentar las bases para tus emociones, pero no las establecen. Lo que es importante es lo que te dices a ti mismo, y cómo reaccionas.

7. Concéntrate en lo que es posible.
Evita pensar el "no se puede" y otros mensajes negativos. Concéntrese en lo que eres capaz de hacer. Pide ayuda para alcanzar tus objetivos y no dejes de recordarte todas tus capacidades y cualidades positivas. ¡¡Cree en ti!!